Tendències historiogràfiques II (5): tasques i funcions socials de la historiografia

En el seu llibre Historia social (Alfa, 1989), Jürgen Kocka assenyala les que, a parer seu, són les funcions i tasques que ha de complir el coneixement històric en la nostra societat. Algunes d’aquestes tasques són les següents, que us presento notablement extractades i resumides (pp.174-180):

1. El conocimiento histórico es indispensable para la comprensión, la explicación y, con ello, para el tratamiento práctico cabal de fenómenos singulares del presente, porque descubre sus causas históricas y su desarrollo (…) El conocimiento histórico de este tipo no conduce naturalmente de modo necesario a una acción política racional, pero ésta supone a aquél necesariamente (…)

(…)

3. Pese a la disminución (…) de la importancia de los argumentos históricos en el presente, el recuerdo histórico juega aún hoy -como en todas las culturas que conocemos- un papel de legitimación y estabilización de las relaciones sociales y políticas de dominación, en la justificación de las decisiones políticas, en la defensa de la crítica y en la fundamentación de la protesta (…) [La tarea del historiador] debe tender a su control racional, científico (…).

4 (…) En cuanto [la historiografía] muestra el presente social y político en su ser devenido y con ello en su capacidad de cambio (…) puede contribuir a generar una actitud que acepte la realidad (…) no en su aparente necesidad sino que la comprenda en el transfondo de sus posibilidades aprovechadas y omitidas, pasadas y quizá aún existentes (…) Precisamente aquellas disciplinas históricas que no obtienen sus planteamientos inmediatamente de problemas del presente y que tratan fenómenos temporal y temáticamente alejados del presente (el medievalismo, la historia antigua, la historia de culturas foráneas, por ejemplo) cumplen aquí una función importante y muy difícilmente sustituible. Mediante la introducción a formas de existencia, estructura y procesos remotos y distintos (…) contribuyen así al autoconocimiento del presente de una manera que le está negada en gran medida a las otras ciencias sociales.

5. Mediante la confrontación con el sorprendente “Otro” y la explicación causal de fenómenos actuales a partir de sus causas históricas (…) la historia puede, además, contribuir de manera muy indirecta a la orientación de los individuos y grupos en su presente (…) [Puesto que no puede enseñarse toda la historia] la selección es necesaria y, justamente en la enseñanza secundaria, el tiempo es corto. Evidentemente se trata de tener en cuenta debidamente, en la necesaria selección, los fines prácticos del presente y por ello (…) conceder una clara preponderancia a la historia moderna y contemporánea en los planes de estudio (…). [Pero la conciencia histórica] debe caracterizarse por un excedente más allá de lo inmeditamente utilizable, de las necesidades actuales, paa que precisamente pueda jugar su papel muy mediado como instancia de crítica y revisión frente a los paradigmas dominantes de la acción política y social, pero también del pensamiento científico. En este sentido, la utilidad racional de la cultura histórica se base, en parte, en su inutilidad inmediata. Justamente en ello reside su relevancia. 

6. (…) Otro posible beneficio de la historia [es que puede] educar para el pensamiento concreto (…) La comprensión mediada históricamente de la ambigüedad de la mayoría de situaciones (que, frecuentemente sólo se pueden conocer realmente en la retrospectiva), de su multicausalidad e interdependencia, de la relatividad de sus perspectivas, del propio peso del detalle y de las resistencias de la compleja realidad, puede tal vez proteger (…) de los proyectos tecnocráticos y de la protesta radical (…) desproporcionadamente utópica (…).

7. Finalmente queda por indicar otro beneficio más de la historia (…) Se trata de la historia  como ocupación “inútil”, de ocio, como objeto de diversión y de esparcimiento (…).

Reflexioneu sobre aquestes “funcions socials”, assenyalant possibles encerts i/o mancances, i analitzeu algunes de les relacions que puguin tenir amb els desenvolupaments recents de la historiografia.

Advertisements

Quant a gbarnosell

Historiador; professor d'institut, col·laborador de l'Institut de Recerca Històrica de la Universitat de Girona i de L'Avenç
Aquesta entrada s'ha publicat en Bloc i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

3 respostes a Tendències historiogràfiques II (5): tasques i funcions socials de la historiografia

  1. Héctor ha dit:

    Salutacions a tots els que fan la perillosa activitat de pensar per els mateixos, en aquest món de fogueres mediàtiques que volen convertir en cendres l’esperit humà.

    Posem una llum davant del gran oceà del temps.

  2. Retroenllaç: El moment actual: tasques i funcions socials de la historiografia « Des del cim del Màmaiev

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s