El blog como herramienta docente para la autogestión del aprendizaje

El próximo jueves se inaugura el Congreso Univest 09 en Girona, con el lema general “Claves para la implicación de los estudiantes en la Universidad”. Además de formar parte del comité científico general, he presentado una comunicación en uno de los ámbitos específicos del congreso que versa sobre la experiencia de la asignatura “Tendències Historiogràfiques II” con este blog. Aquí tenéis un breve resumen de la comunicación:

Ante los retos del EEES, la experiencia de la asignatura Tendencias Historiográficas II se ha propuesto desarrollar un proceso de enseñanza – aprendizaje mediante un blog que facilite el desarrollo del pensamiento crítico en el alumnado, un conocimiento adecuado de las grandes formas de hacer historia en la actualidad y la capacidad de aplicar este conocimiento para valorar los textos historiográficos (y, por tanto, para capacitar al alumnado para aplicarlo en otras circunstancias). Pieza clave de este proceso ha sido el uso del blog del profesor y de los blogs del alumnado para elaborar comentarios de textos que sean accesibles para todos, permitan la autoevaluación del alumnado y el desarrollo de su aprendizaje autónomo, y, en último término, consigan un aprendizaje significativo. El texto expone los objetivos que se proponían, el desarrollo de la asignatura, evalúa los resultados obtenidos y, finalmente, reflexiona sobre los efectos del uso de Internet sobre nuestra forma de trabajar y de pensar.

Y las conclusiones:

En definitiva, puede afirmarse que el proceso de enseñanza-aprendizaje que se desarrolla en esta asignatura a través de un blog cumple los requisitos que suelen señalarse para identificar el trabajo autónomo del alumnado, concretado en el desarrollo de las competencias que siguen (C.Lobato 2006):

  • Competencias para aprender, especialmente fijarse personalmente el alumnado unos objetivos, seleccionar la información adecuada y comprenderla y procesarla, y aplicar los conocimientos adquiridos a situaciones nuevas. De ahí que en cada trabajo haya un amplio margen para elaborar un comentario propio, la necesidad de comprender los contenidos de las clases y las lecturas a realizar, y, sobre todo, aplicar esta información al comentario de un texto nuevo.
  • Competencias en el pensamiento crítico. La elaboración de un comentario propio, correctamente argumentado y su defensa tanto en la publicación del blog como en clase, favorecen el desarrollo de un pensamiento crítico, entendido éste como la capacidad de construir un punto de vista propio y ser capaz de argumentarlo y defenderlo.
  • Competencia en automotivarse. La exposición ante la clase y, de hecho, ante el mundo, de los resultados de su trabajo, es un elemento fundamental para conseguir autoestima e incentiva a un trabajo mejor.
  • La competencia en la utilización pertinente de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) es una competencia que se desarrolla de forma muy adecuada puesto que el funcionamiento básico de la asignatura es mediante un blog.
  • La competencia en la resolución creativa de problemas responde a una de las competencias básicas de la asignatura, puesto que se trata, sobre todo, de la capacidad de identificar en textos de autores conocidos las características básicas de las grandes tendencias historiográficas actuales. Al mismo tiempo, el comentario de textos concretos permite discutir hasta qué punto los propios historiadores profesionales aplican de forma más o menos estricta los fundamentos epistemológicos de la disciplina.
  • La competencia para comunicarse de modo eficaz y correcto con los demás es desarrollada con la elaboración de un texto público, sometido a la crítica del resto del grupo – clase y, de hecho, sometido a la crítica de cualquier internauta que recale en el bloc y se sienta interesado/a por el tema. Al mismo tiempo, la defensa oral del trabajo permite mejorar la comunicación oral.
  • Finalmente, la competencia en saber trabajar colaborativa y cooperativamente no se evalúa, puesto que el trabajo es individual, pero la discusión en clase es un buen ejemplo, y un ejemplo explícito, de cómo discute la comunidad de historiadores y, por tanto, de cómo se construye colectivamente el conocimiento histórico.

Y, finalmente, unas consideraciones sobre el uso de las TIC y de la red en la educación:

Algunas de las cuestiones que se tratan en esta experiencia realizan aportaciones a cuestiones clave identificadas en UNIVEST08, entre las que destacan la importancia de una buena planificación del conjunto de la asignatura, la importancia de la participación activa de los estudiantes, la necesidad de calcular adecuadamente las cargas de trabajo, tanto para el alumnado como para el profesor, la necesidad de rentabilizar la presencialidad de las clases, la importancia de incentivar la motivación o las TIC como elemento fundamental para profundizar en la autonomía de los alumnos y la interacción entre dicha autonomía y el trabajo guiado.

Por otro lado, sin embargo, la introducción de los blogs en el funcionamiento de una asignatura no puede dejar de preguntarse sobre cómo las nuevas tecnologías están influyendo en nuestra misma forma de pensar. En efecto, aunque la implantación de las TICs en todos los niveles de la enseñanza goza normalmente de acríticas alabanzas, no podemos dejar de preguntarnos si el formato típicamente breve de las publicaciones de un blog puede interferir en la necesaria capacidad de “argumentación” que se atribuye normalmente al conocimiento científico. Ésta es la principal argumentación de Nicholas G. Carr y su conocido artículo “Is Google making us stupid”, publicado en The Atlantic en julio/agosto de 2008 (Carr 2008). Carr argumentaba que Internet (y creo que los blogs entran de lleno en esta definición) nos acostumbran a los textos breves y al zapping continuado, impidiéndonos desarrollar una adecuada capacidad de concentración y reflexión, perdiendo, pues, la capacidad para leer y reflexionar sobre cualquier texto que supere unos pocos párrafos. De hecho, The Atlantic no es ninguna revista científica, sino una revista de información general, con artículos no demasiado largos y el artículo de Carr tiene no tiene aparato crítico y sí casi tantas referencias a 2001: Una odisea en el espacio como a estudios sobre el tema de que trata. No es éste el lugar para discutir si efectivamente Internet está cambiando nuestra forma de pensar, pero sí parece claro que la mayoría de internautas opera de este modo cuando navega por la red. Dos cuestiones deben destacarse sobre este hecho:

Por un lado, no debe confundirse el aspecto tal vez negativo del “formato corto” de la mayoría de documentos de Internet con la necesaria capacidad de síntesis que todo universitario debe tener. En este sentido, el uso del blog y de sus formatos en una asignatura universitaria puede favorecer esta capacidad de síntesis. Son los muchos los campos de trabajo en que los artículos científicos son de gran brevedad y muchas las aplicaciones de los textos cortos en la vida laboral y cotidiana.

Por otro lado, me parece también claro que no deberíamos contribuir a justificar comportamientos como el zapping, la lectura a saltos y por encima o a “vistazo”. Una formación universitaria debe formar profesionales competentes en las nuevas tecnologías sin abandonar el pensamiento “profundo” que frecuentemente necesita lecturas y textos bastante más largos que los de Internet. De ahí que todo título o asignatura que use el formato Internet debe formar también en los requisitos del conocimiento científico tal y como lo conocemos (Aróstegui 2001; Eco 2001). Aplicado a nuestra asignatura parece indispensable utilizar, por un lado, los efectos positivos que hemos visto que puede tener el uso de Internet y, por otro, fomentar la lectura de los textos científicos necesarios que serán, normalmente, mucho más largos. El sistema ya ensañado de presentar un texto corto para el comentario del cual es necesario la lectura de textos más largos parece, pues, adecuado.

Ver el texto completo.

Anuncis

Quant a gbarnosell

Historiador; professor d'institut, col·laborador de l'Institut de Recerca Històrica de la Universitat de Girona i de L'Avenç
Aquesta entrada s'ha publicat en Congressos i jornades i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a El blog como herramienta docente para la autogestión del aprendizaje

  1. mischel ha dit:

    Redalyc, pone a disposición de los usuarios más de 119805 artículos a texto completo, los cuales podrá leer, criticar y analizar.http://redalyc.uaemex.mx/

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s