Què va ser la “División Azul”?

La División Azul ha tornat a saltar a la premsa. Però què va ser en realitat?

La División Azul va ser el substitut que Franco va oferir a Hitler a canvi de no entrar de ple a la Segona Guerra Mundial. Oficials i suboficials de l’exèrcit regular i voluntaris, en bona part fornits per falangistes, constituiren aquesta unitat que, després d’una breu instrucció, fou destinada al Grup d’Exèrcits Nord el darrer trimestre de 1941. Fou retirada a finals de 1943 per pressions dels aliats sobre Espanya a la qual li recordaven la seva suposada neutralitat. En conjunt sembla que foren uns 47.000 homes els que passaren per la unitat. Com ha explicat Xavier Moreno

A las seis de la madrugada del domingo 22 de junio, tres horas después de iniciado el ataque [alemán a la URSS], la embajada en Berlín informó telefónicamente del evento a Serrano Suñer. Poco después, por deseo de Ribbentrop, el embajador Stohrer le telefoneó para comunicarle la decisión de invasión y los motivos que habían llevado a ella. Seguidamente, Serrano Suñer se dirigió a El Pardo, donde informó a Franco y le manifestó el deseo de Falange (de «su» Falange) de contribuir a la lucha con un contingente voluntario. Con ello no hacía otra cosa más que manifestarle cuanto él y su círculo íntimo, con Dionisio Ridruejo como figura más destacada, habían estado valorando para caso de que finalmente se produjese la confrontación. Franco, de entrada, no se opuso. A continuación, Serrano Suñer se dirigió a la Embajada alemana, en el Paseo de la Castellana, y comunicó a su apreciado Stohrer la decisión. Franco -le dijo- enviaría
a Rusia «unas cuantas unidades» de voluntarios falangistas en reconocimiento a la ayuda recibida de Alemania durante la guerra civil, lo que -puntualizó- no debería entenderse como el anuncio de la entrada de España en la guerra. Al embajador, no le quedó más remedio que telegrafiar a Berlín y solicitar del Auswärtiges Amt (Ministerio de Asuntos Exteriores) las pautas a seguir ante aquel ofrecimiento. Pero el lunes 23, el Ejército impuso a Franco su participación en la guerra germano-soviética. Había bastado un día para triturar el proyecto falangista. Obviamente, Serrano Suñer y los suyos quedaron más que frustrados, y en el Consejo de Ministros
que comenzó aquella tarde, el ministro se enfrentó al general Enrique Varela Iglesias, titular del Ejército y simpatizante del carlismo, para, por lo menos, preservar el carácter voluntario de la unidad (llegó al extremo de llamarle «tonto»). Y mientras la prensa filtraba al país la posibilidad de configurar una unidad de voluntarios «contra el bolchevismo», la Falange tenía ya -una vez más- la partida
perdida frente al Ejército.
Entre el 27 de junio y el 2 de julio de 1941 se materializó la recluta para la División Azul, tanto a nivel de Falange como del Ejército. Salvo en Cataluña, donde no fueron aceptados los carlistas, y el País Vasco, donde los carlistas no unificados se negaron a inscribirse, la recluta civil fue un éxito, hasta el punto de que en Madrid y algunos otros puntos de Castilla sobrepasó en mucho el límite exigido. En cuanto a la militar, constituyó también un éxito pues la milicia proveía fundamentalmente de oficialidad deseosa de promoción. Hubo incluso soldados que cubrieron los vacíos civiles, igual que falangistas valencianos completaron la falta de sus homólogos catalanes. Y fue el último día, miércoles 2 de julio, que Serrano Suñer volvió a ocuparse de Alemania y de dejar las cosas meridianamente claras por medio de una cuidada entrevista al corresponsal en Madrid de la Deutsche Allgemeine Zeitung, en la que manifestó que España tomaría parte en la guerra «moral» en contra de la Unión Soviética, «el más odiado de los enemigos del pueblo español».

La División Azul no va ser un cas únic. Una mica més de 100.000 voluntaris europeus combatrien al front soviètic. Constituïen una part molt petita dels efectius nazis, però entre ells, com es pot veure, el contingent espanyol en suposà més del 40%. Si l’efectivitat militar era, per tant, escassa, ho era més la importància política ja que permetia a Hitler de vestir com a una causa “europea” contra el comunisme el que no era més que la recerca de l’hegemonia econòmica i militar del Tercer Reich.

Com ha assenyalat Xosé M. Núñez Seixas en el seu imprescindible Imperios de muerte. La guerra germano soviética 1941-1945, l’experiència d’aquests voluntaris europeus ha sigut sovint mitificada per nostàlgics i propagandistes neofeixistes, si bé “las quejas de los mandos militares alemanes sobre la capacidad combativa como colectivo de los voluntarios españoles fueron (…) muy numerosas, prácticamente desde el mismo momento de su entrada en combate en octubre de 1941” (p.98).

Com assenyala el mateix autor, cal recordar, finalment, que aquell front de l’est fou “una guerra de conquista y exterminio dictada por sueños de expansión imperial”, una

“guerra total en la que las hostilidades se extendían a la retaguardia y en la que la muerte campaba en forma de brigadas móviles de exterminio de judíos y comisarios políticos, de secciones especiales de la policía política soviética, de partidas guerrilleras y tropas de protección para las áreas alejadas del frente, de guetos condenados a una lenta muerte por inanición y de millones de personas transportadas en vagones, como ganado, camino de la aniquilación, del trabajo forzado en condiciones inhumanas o de la deportación a parajes semidesiertos. La utopía imperial y racial del Tercer reich, y la respuesta a la misma por parte de otro proyecto utópico, la construcción de una sociedad armoniosa sin clases bajo la égida de un líder indiscutible, tuvieron en común varios elementos, entre ellos su absoluto desprecio por las vidas de sus compatriotas” (p.12-13).

Coses que cal recordar per a qui tingui ganes de posar-hi alguna mena d’èpica.

Cal tenir present, finalment, que la División Azul fou

sólo una parte de la ayuda española a Alemania. A ésta debe añadirse, sin que entremos a valorar la ayuda otorgada a Italia, el componente humano para una escuadrilla de aviones de caza, el aprovisionamiento a submarinos, hasta diciembre de 1941, la exportación de minerales útiles para la industria de guerra, la aportación de más de 20.000 trabajadores para las fábricas del Reich y la permisividad y el apoyo concedido a sus servicios de inteligencia en la Península, territorios insulares y Marruecos español (José Luis Rodríguez)

Els articles de Xavier Moreno, José Luis Rodríguez  i altres sobre el mateix tema es poden veure aquí (Cuadernos de Historia Contemporánea – UCM)

Anuncis

Quant a gbarnosell

Historiador; professor d'institut, col·laborador de l'Institut de Recerca Històrica de la Universitat de Girona i de L'Avenç
Aquesta entrada s'ha publicat en Bloc i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a Què va ser la “División Azul”?

  1. ESTHER MARTÍNEZ ha dit:

    Mireu, jo no hi entenc gaire de tot això, però el que sí que sé és que el meu avi, a.c.s., un pacifista que es va amagar a la muntanya durant la guerra civil per no haver de lluitar, un català catalanista i home de la Nostra Terra, sempre havia explicat que ell va formar part de la divisió blava essent reclutat de forma obligatòria.
    Que es va dedicar ajudar soldats d’ambdós bàndols, dels qui va aprendre paraules en rus i en alemany i que després de no gaire temps i de no haver tirat ni un sòl tret va tornar a casa.
    Si normalment el trobo a faltar, aquests dies de polèmica i retrets, encara més; doncs no he sentit ni una veu que parli de soldats que no fossin ni feixistes ni voluntaris…

    • Genís Barnosell ha dit:

      Gràcies pel teu comentari. La meva resposta en el post “Com es va reclutar la ‘División Azul’?”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s