Josep Fontana: El futuro es un país extraño (2)

Comentarios y opiniones del reciente libro de Josep Fontana:

De Vladimir López en Público.es:

Ante la evidencia de que, durante la mayor parte de la historia, la humanidad ha experimentado un crecimiento mínimo, se plantea si el progreso sostenido de los últimos dos siglos y medio —que no hace mucho dábamos por descontado— no habrá sido en realidad un episodio excepcional que hoy anuncia su fin.

Si eso está por ver, lo que sí parece claro es que el bienestar social del que hoy —o hasta anteayer— gozamos no ha sido el resultado de la ilustración y la magnanimidad de los poderosos, sino de más de un siglo de luchas de los trabajadores, de huelgas, protestas, movilizaciones y revueltas que arrancaron concesiones y forzaron acuerdos por el miedo que infundían. De forma que debe reconocerse que la mayoría de los avances conseguidos, desde la reducción de la jornada laboral hasta el sistema de pensiones, ha sido fruto de aquella lucha. Sin ella, el Estado del bienestar tal como lo conocemos no habría llegado a existir.

De Rafael Núñez en ElCultural.es:

Fontana pretende desentrañar el modo en que “la sesgada recuperación de la economía ha servido para avanzar en el proceso de destrucción de las viejas conquistas sociales, así como en el de privatizar la política”, con el fin último de privatizar el propio Estado. Ese proceso, según el historiador catalán, exige “una restricción de las libertades democráticas y el desarrollo de nuevos métodos de prevención y penalización de la protesta pública”.

Basten esas breves líneas para comprender que este no es un ensayo frío y aséptico, sino todo lo contrario. Fontana es una de las autoridades intelectuales de la izquierda española: historiador militante al modo clásico, nunca defrauda a sus seguidores. Los demás, sin embargo, preferiríamos menos denuncias y afirmaciones de grueso calibre y más matizaciones. Y conste que el entramado bibliográfico de la obra es impresionante para un volumen de estas dimensiones: las escasas 150 páginas de texto van acompañadas con unas sesenta más de notas bibliográficas en letra menuda que ponen de manifiesto la erudición del profesor Fontana y su magnífico conocimiento de la bibliografía más reciente, casi toda ella procedente de fuentes no españolas. En el lado positivo es de justicia reconocer igualmente que la obra es clara y precisa, está escrita impecablemente y su lectura es grata y fácil incluso para el simple interesado.

Entrevistado por Ernest Alòs en El Periódico:

Lo que ha pasado es más bien lo siguiente: cuando acabé aquel libro [Por el bien del imperio] la crisis siguió avanzando y tuve más claras algunas cosas. Que hay una inflexión muy importante, que posiblemente había intuido pero de la que no había acabado de ver la trascendencia. Acabé aquel libro cuando la crisis teóricamente aún parecía una crisis. Pero es un proceso de mucho más alcance, iniciado en los años 70 y que aquí ha tomado fuerza después del 2008, y por el que se ha aprovechado el tinglado de la recesión para ir a un proceso de destrucción del Estado del bienestar; no solo los costes de la sanidad pública, la educación pública o el sistema de pensiones, sino un cambio en las reglas del juego que vino claramente mostrado con la reforma laboral. La naturaleza de este proceso es de una gravedad y una profundidad que nadie preveía. La esperanza de que pudiese haber algún tipo de cambio de trayectoria no era una esperanza que hubiese desaparecido. En estos momentos, la profundidad del desastre y la evidencia de que se trata de un cambio de larguísima duración, que puede continuar y tener unas consecuencias catastróficas, es una evidencia muy clara

Entrevistado en El matí de Catalunya Ràdio:

El progrés de la diferència entre rics i pobres segueix creixent.

El sistema està esbiaixat per afavorir els interessos d’uns quants

José Manuel Rúa en Índice Histórico Español:

El análisis de la crisis social de comienzos del siglo XXI se desgrana a través de los diferentes apartados del libro, que comienza con el repaso a la gestión de la crisis en Estados Unidos y en Europa, con una acentuada crítica a las políticas de austeridad; continua con las consecuencias globales de la crisis, donde destaca el papel emergente de América Latina y la irrupción política de la Primavera árabe; se detiene en las perspectivas bélicas y de pacificación de distintos conflictos actuales (Irak, Afganistán, Siria) o plausibles en un futuro cercano (Irán…); y finaliza con los nuevos movimientos de protesta y de articulación de alternativas al sistemacapitalista. Para ello el autor reivindica la función social de la Historia y el papel del historiador como sujeto comprometido con su tiempo, y sobretodo con su gente. Dicho papel no es otro que, por un ladodenunciar los análisis tramposos de la crisis y del mundo que nos rodea para abocarnos a la resignación, y por otro, aportar conocimiento a “la tarea de reinventar un nuevo futuro, que es todavía un país desconocido”.

Anuncis

Quant a gbarnosell

Historiador; professor d'institut, col·laborador de l'Institut de Recerca Històrica de la Universitat de Girona i de L'Avenç
Aquesta entrada s'ha publicat en Bloc i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s